Tolerancia a la Frustración

Atrévete a Vivir
30 Enero, 2018

Tolerancia a la Frustración

Una de las cualidades más importantes para lograr el éxito es la tolerancia a la frustración. Es una cualidad imprescindible para lograr tener resiliencia, sobreponerse a los reveses de la vida y poder ser creativo y flexible, además de feliz. El que se frustra con facilidad también vive con rabia, amargura y tristeza, emociones que son consecuencias de mantener la frustración o frustrarse a menudo. Es por esto que es clave aprender a pensar de una manera distinta cuando nos enfrentamos a situaciones que nos causan frustración.

La frustración puede aparecer al encontrar obstáculos que impidan cumplir nuestras metas. Puede ocurrir cuando tenemos que tomar decisiones donde los resultados pueden ser positivos y negativos, o cuando tenemos dos opciones positivas y no sabemos cuál escoger. La frustración también ocurre cuando nos comparamos con otros y sentimos que a ellos les va mejor que a nosotros. Lo cierto es que cual sea la razón por la cual estamos frustrados debemos tomarlo como una señal de que algo debemos hacer al respecto. En todos los casos, el primer paso es cambiar la forma de pensar. Si se ha presentado un obstáculo o varios, es hora de ser más creativo y flexible, redoblar los esfuerzos, buscar otras opciones, hablar con otros para ver cómo han podido solucionar un problema parecido, pedir consejos o cambiar nuestro objetivo si lo que deseas lograr no es posible en este momento.

Cuando tenemos que tomar una decisión donde tendremos resultados positivos y negativos, como por ejemplo, despedir a alguien incompetente, que le tenemos aprecio, pero que está impidiendo contratar a alguien más eficiente, debemos enfrentar de una vez los resultados negativos y no postergar la acción. Al actuar, el aspecto frustrante se supera primero. Cuando debemos decidir entre dos cosas que queremos, por ejemplo, dos invitaciones a eventos o lugares donde deseamos ir, al decidir por uno debemos mantenernos firmes en esta decisión sin lamentar aquello que no pudimos disfrutar o cumplir. Dejar atrás el pasado, vivir el ahora sin dudas, es clave para mantener la felicidad. Aquello que dejamos ir es el pasado y debemos saber que el futuro también estará lleno de nuevas oportunidades y experiencias.
Por último, uno de los peores errores que podemos cometer es compararnos con otros. En la vida se pierde y se gana continuamente, en momentos se está arriba y en otros abajo. Es por esto que no podemos apegarnos ni a los triunfos ni a las perdidas. El hombre sabio y sereno trata las dos cosas por igual. La experiencia de la vida debe ser para nosotros un camino donde el reto es vivir serenamente bajo cualquier circunstancia. Pero esto solo es posible con desapego a lo material y cuando dejas de concentrarte en el afuera. Cuando te basta poco para ser feliz, entonces no miras la vida como pérdidas y ganancias; simplemente no le colocas una suma o una resta a lo que experimentas. Tu reto es vivir bien en la condición en que te encuentres.

Esto no representa perder de vista tus metas o aspiraciones, solo significa recordar que solo son eso, aspectos externos que no representan lo que eres en esencia. Busca tus logros sin apegarte a los resultados, disfruta el camino y mantén menos tu mente en el futuro. Vive tu presente aprendiendo a trascender cada frustración desde adentro hacia afuera. Cambiando primeramente tu mente.

Escrito por Psic. Alison Salas McCarthy

Comments are closed.